Moquegua - ILo

Moquegua es una muy buena opción para escaparse y relajarse. Es una ciudad que aún conserva sus tradicionales techos de mojinete, súper tranquila, muy cómoda y de gente amable.

De manera curiosa, la Plaza Mayor ostenta una pileta traída desde París y diseñada por Gustavo Eiffel. Si es amante de la naturaleza, Moquegua es una excelente opción de viaje, la campiña torateña y su atractivo camino de piedra le dará la tranquilidad que busca. El excelente clima de esta zona es también una característica muy apreciada de Moquegua pero quizá la repostería moqueguana sea una de las bondades de esta tierra que más disfrute de su viaje, su delicada combinación de sabores y aromas la hacen especial. No deje de probar los guargueros ni los famosos alfajores de penco. Para acompañar estos pasteles le recomendamos probar el pisco moqueguano, uno de los mejores del país, además de sus licores de damasco.

 

ILO

Si viaja a Moquegua no puede dejar de visitar la ciudad de Ilo. Su moderno malecón hace de ésta una de las ciudades más bellas de la costa peruana.   A lo largo de su litoral y muy cerca de la ciudad podrá encontrar hermosas playas de arena fina y gruesa que lo invitarán a veranear con la familia. La playa Boca del Río, también llamada Montecarlo, se encuentra a sólo 10 minutos de la ciudad y la playa Pozo de Lizas es quizá una de las favoritas.


Si le apasiona la cultura no debe perderse de visitar el Museo Chiribaya,  lugar que contiene una importante muestra del legado de la cultura chiribaya. Y si es de buen comer, la gastronomía de Ilo le fascinará.  Sus platos de pescados y mariscos son su especialidad.